Corto

Síntomas: cómo reconocer la depresión en los gatos


Su pata de terciopelo puede golpear algo tan gravemente que desarrolla depresión. Reconocer los síntomas de esto no siempre es fácil, especialmente si tienes un gatito tranquilo y pacífico. Los síntomas de la depresión en los gatos no siempre son fáciles de reconocer - Imagen: Shutterstock / Chantal Ringuette

Si bien las causas de la depresión en los gatos pueden ser muy diversas, los síntomas del trastorno mental son bastante uniformes: el gatito tan alegre y juguetón se retira de repente. Realmente se puede decir que ella ha perdido su entusiasmo por la vida. Aclare con su veterinario si puede haber una enfermedad física detrás; de lo contrario, los siguientes síntomas pueden indicar depresión.

Cuando la pata de terciopelo se retira

Los gatos deprimidos generalmente no quieren tener nada que ver con su entorno. Se "encierran", como dirían los psicólogos en humanos. Muchas patas de terciopelo tienen una necesidad aún mayor de dormir de lo habitual y difícilmente pueden extraerse de sus cuencas de gato. Su propio plato de comida también se está volviendo cada vez menos interesante. Si el gato no come, ciertamente puede indicar depresión, especialmente si su tigre doméstico siempre ha tenido un gran apetito. Otros síntomas incluyen apatía general y fatiga: cazar ratones, correr por el departamento y jugar con la gente: un gato deprimido ya no está interesado en todas estas cosas.

¿Cómo funciona un psicólogo de gatos?

Si encuentra problemas de comportamiento en su pata de terciopelo, un psicólogo de gatos podría ...

Síntomas físicos de depresión en gatos.

Pero los gatos no solo reaccionan psicológicamente, sino también físicamente a la depresión. Por ejemplo, muchas patas de terciopelo repentinamente descuidan su cuidado de la piel, la piel se vuelve opaca y en el peor de los casos, incluso enmarañada. En general, las patas de terciopelo deprimidas se vuelven muy descuidadas cuando se trata de higiene: de repente, ya no usan su caja de arena, sino que se aligeran en otras partes del apartamento. Los síntomas de la depresión en los gatos también pueden incluir otras enfermedades: cuando se ataca el alma del gatito, a menudo se vuelve más susceptible a enfermedades como un resfriado o problemas digestivos.

El aspecto exacto del tratamiento de la depresión en los gatos depende en gran medida del desencadenante del trastorno mental. Tanto un veterinario como un psicólogo de gatos pueden ayudarlo a investigar la causa.