Información

El Lapphund finlandés


Fondo

Los Lapphunds finlandeses se originaron en Finlandia como pastores de renos para los Sami: los nativos se extendieron por Finlandia, Suecia, Noruega y Rusia. El pastoreo de renos es una tradición para el pueblo Sami que todavía está involucrado con él en la actualidad.

La raza comenzó a ganar popularidad en la década de 1940. Primero fueron conocidos como el "perro pastor lapponiano" e incluían una versión de pelo corto y otra de pelo largo. Luego, en 1967, los dos tipos se declararon como razas separadas. La versión de pelo largo es ahora el Lapphund finlandés.

El Lapphund finlandés fue reconocido por el American Kennel Club en 2011.

Dimensionar

  • Peso: 30 a 50 libras.
  • Altura: 16 a 21 pulgadas
  • Abrigo: capa doble con una capa interna corta y esponjosa y una capa superior más larga y áspera
  • Color: Amplia variedad de colores que incluyen crema, negro, rojo, marrón, sable y lobo-sable. El más común es el negro y el fuego.
  • Esperanza de vida: de doce a quince años

¿Cómo es el Lapphund finlandés?

El Lapphund finlandés es una raza muy inteligente y, debido a su inteligencia, suele ser muy fácil entrenarlo. En algunas ocasiones, incluso puede ser más inteligente que los humanos porque siempre piensa en sus acciones antes de continuar.

El Lappie es muy amable y se lleva bien con los niños pequeños. También está extremadamente alerta, lo que lo convierte en un excelente perro guardián; aunque, a veces, la curiosidad puede sacar lo mejor de él, por lo que también debes mantenerte alerta.

El Lapphund tiene una capa gruesa que se desprende y requiere un cepillado regular. Cepille la capa doble semanalmente para eliminar el pelo muerto.

Salud

El Lapphund finlandés es una raza naturalmente sana, pero debes estar atento a cualquiera de los siguientes:

  • Atrofia progresiva de retina
  • Cataratas (hereditarias)
  • Displasia de cadera (muy rara)

Puntos para llevar

  • El Lapphund finlandés es fácil de entrenar debido a su inteligencia siempre que empieces temprano.
  • El Lapphund finlandés es un perro de familia maravilloso y genial con niños pequeños.
  • Al Lapphund finlandés le encanta explorar, así que vigílelo.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.


Cachorro Lapphund finlandés - Perfil | Hechos | Cuidado | Rasgos | Alimentación

El cachorro de Lapphund finlandés resistente a la intemperie es un pastor de renos complicado y sustancial del norte del Círculo Polar Ártico. Esta raza notablemente empática se encuentra entre los perros más amigables de todos, tan pronto como se alegra de que no seas un ladrón de renos.

Perfil del cachorro Lapphund finlandés

Los cachorros de Lapphund finlandeses, con su delicioso pelaje, cara de caramelo de spitz y una cola profusamente cubierta que se curva sobre la espalda, son inmediatamente reconocibles como perros nórdicos.

Los lappies miden unas 20 pulgadas del hombro y son sorprendentemente musculosos y sustanciales para sus pulgadas. Rápidos y ágiles, se transfieren sin esfuerzo y pueden pasar de un trote a un galope completo en un segundo piso.

El cachorro de Lapphund finlandés es un perro de tamaño mediano con el aspecto de una raza del norte y el temperamento de una raza de pastoreo. Creados para trabajar en exteriores, al norte del Círculo Polar Ártico, tienen una construcción fuerte y una capa gruesa.

La raza tiene una sustancia más alta de lo que aconsejaría su tamaño. Su hueso es sustancial y los músculos se desarrollan eficazmente. El pelaje es grueso y abundante, con un pelaje exterior largo y recto que puede ser muy áspero y repelente al agua.

La capa interna, que es importante para el aislamiento, es cómoda, muy densa y abundante. Los cachorros de Lapphund finlandeses deben ser ágiles y capaces de acelerar repentinamente. Tienen una zancada media aunque poderosa.

Los lapones son compañeros agradables y sumisos, aunque un poco cautelosos con los extraños. Anhelan compañía y serán deprimentes cuando no se les cuida.

Un rasgo particular de la raza es un robusto "reflejo de sobresalto", el resultado de siglos pasados ​​esquivando las astas de los renos intranquilos. A pesar de su propensión a mudarse y ladrar, los lapones son mascotas muy queridas en su tierra natal.

Historia

Laponia es un área al norte del Círculo Polar Ártico que incluye elementos de Noruega, Suecia, Finlandia y el noroeste de Rusia. Se llama para el pueblo Sami o Lapp, que ha habitado escasamente el área durante miles de años.

En casos históricos, los Sami desarrollaron un perro tipo spitz con abundante pelo (el "perro lapona" o Lapphund) que se usaba para buscar renos en extensiones de tundra estéril.

La historia de los Sami es comúnmente oscura, sin embargo, hace solo unos siglos pasaron de la recolección de cazadores al nomadismo a gran escala. Los Sami se convirtieron en pastores de renos, desplazando enormes manadas en busca de pastizales.

Una autoridad nos dice: "Los Sami vivían en tiendas de campaña o chozas de césped y migraban con sus rebaños en unidades de cinco o seis familias, complementando su dieta a lo largo del camino con la caza y la pesca".

A medida que avanzaba la sociedad Sami, el Lapphund avanzaba con ella. Al igual que sus amos, pasaron de parecer renos a pastorearlos, manteniendo sus deberes como caninos, ligueros y compañeros cerrados a su gente.

Los lapphunds se encuentran entre las muchas razas árticas que pasaron miles de años acurrucados colectivamente en busca de calor con su gente y diferentes perros en noches ferozmente frías. Esta es una técnica para explicar la sociabilidad innata de esos caninos.

A diferencia de los encantadores personajes de dibujos animados que tiran del trineo de Papá Noel cada diciembre, los renos precisos son bestias maldecidas y cascarrabias cuyas astas pueden causar graves daños. Controlar a los renos requiere un perro de gran valentía, rapidez e inteligencia, cualidades que también perfilan al Lapphund.

La cría de renos fue la piedra angular de la sociedad sami hasta no hace mucho tiempo. Laponia sigue siendo la residencia de cientos de miles de renos, y aunque la modernidad ha invadido el territorio convencional de los renos, no obstante es posible ver al cachorro Lapphund finlandés y a su raza hermana, el Lapphund sueco, desplazando manadas por el enorme norte helado.

Temperamento de cachorro lapphund finlandés

Los lapones son compañeros ligeros y devotos. Sin embargo, el estudio en breve puede ser imparcial y de voluntad fuerte. Suelen ser sumisos con las personas. La raza ha ganado muchos premios de obediencia en su patria.

Por lo general, se llevan bien con diferentes perros y mascotas. Como corresponde a su herencia de pastoreo, ladran cuando están emocionados, sin embargo, por lo general, no en ningún otro caso. Están muy alertas y conscientes de su entorno.

Mantenimiento

Como raza desarrollada para estar en transferencia, el Lapphund disfruta de un estilo de vida animado. Disfrutan de una caminata larga o una recreación vigorosa, idealmente a diario. Prosperan con los desafíos psicológicos, por lo que las actividades de entrenamiento equivalentes a la agilidad u obediencia son útiles.

Aunque son una raza activa, son comparativamente tranquilos en interiores incluso cuando pierden un día de ejercicio. Su pelaje es grueso y requiere cepillado varias veces por semana, más durante la temporada de muda, para dejar de enmarañarse. Tienen un clima fresco.

Aspecto del cachorro lapphund finlandés

El cachorro Lapphund finlandés es una raza de tamaño mediano que mezcla el aspecto del perro del norte con el temperamento del perro pastor. Son inteligentes, alertas, ágiles, agradables y con ganas de estudiar. Desarrollada para habitar y trabajar en exteriores, al norte del Círculo Polar Ártico, la raza está fuertemente construida y densamente cubierta.

Estos perros de ninguna manera se habían supuesto como guardianes, y son notablemente sumisos en la dirección de las personas. A pesar de su poder, el cachorro Lapphund finlandés transmite una suavidad segura, sobre todo en la expresión. Los machos son reconociblemente masculinos y las hembras femeninas.

Nutrición del cachorro lapphund finlandés

Una comida para perros de alta calidad aplicable a la edad del perro (mascota, adulto o mayor) puede tener todas las vitaminas que el cachorro de Lapphund finlandés desea. Las golosinas pueden ser un apoyo importante en el entrenamiento, pero dar demasiadas podría causar problemas de peso.

Dé sobras de escritorio con moderación, si es que lo hace, especialmente evitando los huesos cocidos. Aprenda qué alimentos para humanos son seguros para los perros y cuáles no. Consulte con su veterinario si probablemente tenga alguna consideración sobre el peso o la dieta de su perro.

Entrenamiento del cachorro Lapphund finlandés

Los cursos de socialización temprana y entrenamiento de mascotas son realmente útiles. Exponer suavemente a la mascota a todo tipo de personas, lugares y condiciones entre las edades de aproximadamente 7 semanas y cuatro meses ayuda a asegurar que el Lappy se convierta en un compañero bien adaptado y educado.

Al igual que las diferentes razas de pastoreo, el cachorro de Lapphund finlandés es inteligente y rápido de estudiar, sin embargo, además, generalmente son imparciales e incluso de carácter fuerte.

Como perro de carga, Lappy desea estar con su familia, y pueden producirse comportamientos indeseables si se le deja solo de forma recurrente durante largos intervalos de tiempo.

Ejercicio para cachorros lapphund finlandés

Los cachorros de Lapphund finlandeses son perros tranquilos con necesidades de tren razonables. Un paseo largo y enérgico a diario suele ser suficiente para mantener la raza sana y cómoda.

Los lapones tienden a no entrenarse solos, sin embargo, una sesión de juego de media hora con su dueño y una pelota, o con otro perro, puede satisfacer sus deseos de tren.

Esta es una raza de pastoreo, por lo que muchos lapones disfrutan de participar en pruebas de pastoreo. Otras actividades deportivas caninas en las que se destacarán incluyen agilidad, obediencia, rally y seguimiento.

Cuidado del cachorro Lapphund finlandés

El cachorro de Lapphund finlandés tiene una doble capa: una capa exterior suave sobre una capa interna cómoda y densa. El cepillado semanal, día a día durante la temporada de muda, ayudará a quitar el polvo y el pelo suelto y evitará que el perro se esfuerce al máximo.

Los lapones no tienen olor a perro, por lo que una bañera ocasional suele ser suficiente. Los lapones no deben afeitarse de ninguna manera porque reduce su capacidad para mantenerse frescos en climas cálidos y calor en climas fríos.

Al igual que con todas las razas, las uñas deben cortarse de forma recurrente, ya que las uñas demasiado largas pueden ser dolorosas para el perro y desencadenar problemas para caminar y trabajar.

Salud

Los cachorros de Lapphund finlandeses suelen ser perros sanos, pero hay pocas situaciones a las que la raza es vulnerable. Dos de ellos son displasia de codo y cadera, cada uno de los cuales podría detectarse con rayos X. En algunos lapones también está presente la atrofia progresiva de la retina, que provoca pérdida de visión.

Los criadores responsables examinan su inventario de cría en busca de situaciones que puedan tener un efecto en la raza. Al igual que con todas las razas, las orejas de un Lappy deben revisarse periódicamente para detectar indicadores de una infección, y el diente debe cepillarse con frecuencia. Obtenga más información sobre Bulldog Baby.

Pruebas de salud recomendadas del National Breed Club:

Evaluación de cadera
Evaluación del codo
Evaluación de la rótula
Evaluación del oftalmólogo
Prueba de ADN PRA Optigen
Prueba de ADN de la enfermedad de Pompe
Prueba de ADN de mielopatía degenerativa


El Lapphund finlandés: el lobo alegre perfecto para hogares activos

Compartir en Facebook Tuitear en Twitter Pin en Pinterest

El nombre puede parecerle familiar, ya que es una raza nórdica popular, pero ¿qué es un Lapphund finlandés?

Con un interés creciente en la raza y precios de venta cada vez más altos por cada cachorro de Lapphund finlandés vendido, claramente están creciendo en popularidad en los EE. UU.

Sobre todo por su aspecto atractivo y lobuno y su temperamento dócil y afectuoso.

El Lapphund finlandés es una excelente mascota y compañero. Tienen sus orígenes en la zona de Laponia del norte de Finlandia, por lo que son los más adecuados para climas más fríos. El Lapphund requiere una cantidad significativa de ejercicio, un rasgo que refleja su papel como pastores de renos.

Son muy sociables y anhelan el compañerismo. Este es uno de los factores que contribuye a que sean una de las razas más populares en Finlandia. Son una cuestión de orgullo nacional, con medidas implementadas para proteger sus líneas de sangre.

Como pastores, poseen reflejos superiores y son excepcionalmente ágiles. El Lapphund finlandés protegerá instintivamente al rebaño o la familia.

Su naturaleza sensible y protectora los hace excelentes para alertar a su dueño de la presencia de cualquier amenaza potencial. Dicho esto, no se consideran perros guardianes confiables debido a su naturaleza amigable.


Estadísticas vitales:

No, su nombre no significa perro faldero. Este perro inteligente y trabajador se originó en Laponia, en el extremo norte de Finlandia, donde se utilizaba para pastorear renos para los samis seminómadas. En estos días, todavía tiene un fuerte instinto de pastoreo que se puede utilizar con variedades más comunes de ganado. También puede disfrutar de otros trabajos caninos como la agilidad, la obediencia y el trabajo de terapia.

Amable con la gente y amable con los niños, es un buen compañero para las personas a las que no les importa un perro con un pelaje largo y abundante.

Los machos miden de 19.25 a 20.5 pulgadas en el hombro de las hembras, de 17.5 a 18.75 pulgadas. El peso varía de 33 a 53 libras.

Color del abrigo y aseo

Una capa externa larga y áspera cubre una capa interna suave y gruesa. El Lapphund finlandés se puede encontrar en todos los colores, incluidos el blanco, negro, rojo y marrón, así como en combinaciones de colores como el negro y el fuego.


Los Lapphunds finlandeses son cariñosos y fieles, y son excelentes compañeros para propietarios, jóvenes y mayores. Sin embargo, es importante que reciban suficiente estimulación mental y ejercicio físico para prevenir cualquier comportamiento destructivo que pueda ocurrir como resultado de la frustración y la energía reprimida. Son más felices cuando pueden ejercitar sus instintos naturales de pastoreo.

Los Lapphunds finlandeses son también una raza de perros muy sociable y se llevan excelentemente bien con los niños y otros animales. Sin embargo, ladran a personas desconocidas y esto los convierte en perros guardianes bastante buenos. Dicho esto, casi nunca son agresivos y tienden a evitar situaciones amenazantes.


Ver el vídeo: Finnish Lapphund - Top 10 Facts (Julio 2021).