Información

Puntos calientes en los perros


Resumen de puntos calientes
Los puntos calientes, técnicamente llamados dermatitis húmeda aguda o pioderma canino superficial, generalmente aparecen como llagas localizadas, húmedas y rojizas. Los puntos calientes son el resultado de una infección bacteriana: algo irrita la piel de su perro y la irritación le da comezón, por lo que su perro hace lo lógico (rascarse, lamer o ambos) y eventualmente causar una llaga roja y fea que supura.

Riesgo de puntos calientes
Entonces, ¿qué causa que su perro tenga picazón en primer lugar? La picazón en la piel puede ser causada por una variedad de cosas, como alergias a los alimentos o al medio ambiente circundante y pulgas. Factores como la sarna, la enfermedad de las glándulas anales, el mal aseo, las picaduras de garrapatas o mosquitos e incluso el clima cálido pueden hacer que su mejor amigo comience el peligroso ciclo de rascarse y lamer repetidamente una picazón. Los perros con pelajes largos y densos tienden a ser más susceptibles a esta condición.

En algunas situaciones, lamer puede ser un problema de comportamiento, así que asegúrese de hablar sobre el comportamiento de su perro cuando visite a su veterinario.

Síntomas de puntos calientes
Si a su perro le apasiona lamer y / o rascarse, o si nota pérdida de cabello y piel irritada que supura, tiene costras o costras, debe llamar a su veterinario de inmediato. Su mascota necesita algo de alivio de la picazón y probablemente algún medicamento para tratar su piel irritada.

Diagnóstico / tratamiento de puntos calientes
Su veterinario querrá identificar la causa subyacente del deseo de su mascota de rascarse y lamer. Dependiendo del historial de su perro, la ubicación del punto caliente y otros síntomas, su veterinario recomendará la combinación correcta de pruebas. Estos pueden incluir análisis de sangre y evaluaciones microscópicas de la piel y pruebas de alergia potencial.

¿Cómo encontrará alivio su perro? Su veterinario probablemente cortará el cabello del área infectada y lo limpiará suavemente con un antiséptico suave. Su veterinario puede recetarle medicamentos como un antibiótico, un medicamento de tipo cortisona para ayudar a controlar la picazón y medicamentos tópicos para ayudar a curar el punto caliente. Además, su veterinario trabajará con usted para tratar la causa subyacente del punto caliente.

Prevención de puntos calientes
¡Una piel sana es la clave para prevenir los puntos calientes! Asegúrese de que su perro esté libre de pulgas y garrapatas. Si tu perro tiene un pelaje grueso y pesado, péinalo con regularidad para evitar que se enrede. El pelaje enmarañado atrapa la humedad y los parásitos, como las pulgas, creando el ambiente ideal para los puntos calientes. Finalmente, asegúrese de contactar a su personal veterinario si su amigo parece tener comezón; pueden ayudar a identificar la causa y brindar asesoramiento antes de que la picazón cree problemas. Para obtener más información, vea este video sobre cómo proteger a su perro de pulgas y garrapatas.

Consulte también, 6 cosas que no sabe sobre las mascotas que pican.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe visitar o llamar a su veterinario; son su mejor recurso para garantizar la salud y el bienestar de sus mascotas.

Revisado por:

Peter Kintzer DVM, DACVIM


Tratamiento y prevención de puntos calientes en perros por American Kennel Club

Tratar y prevenir los puntos calientes en los perros

Los puntos calientes son una de las afecciones cutáneas más comunes en los perros, especialmente en los meses de verano. Estas llagas dolorosas y supurantes pueden aparecer aparentemente de la nada y, a menudo, se propagan rápidamente. Si bien es frustrante lidiar con los puntos calientes, se pueden tratar e incluso prevenir con la administración adecuada.

¿Qué son los puntos calientes?

También conocida como dermatitis húmeda aguda, los puntos calientes son áreas localizadas de inflamación de la piel e infección bacteriana. A menudo, un punto caliente comenzará como una pequeña área roja que los propietarios pueden confundir con una picadura de insecto. A diferencia de una picadura de insecto, un punto caliente empeorará y se propagará rápidamente, convirtiéndose en una lesión caliente, roja, supurante y dolorosa.

¿Qué causa los puntos calientes?

Los puntos calientes a menudo se desencadenan al rascarse, lamer o masticar el área afectada. El trauma resultante en la piel provoca inflamación e infecciones bacterianas secundarias. Desafortunadamente, este auto trauma solo hace que el área pique más, lo que provoca un ciclo de autoperpetuación de picazón y rascado. Por lo tanto, cualquier condición que haga que su perro sienta picazón tiene el potencial de resultar en un punto caliente. Las causas comunes del ciclo de picazón / rascado en perros incluyen:

  • Parásitos
  • Dermatitis alérgica por pulgas
  • Alergias a los alimentos
  • Dermatitis atópica
  • Infecciones de oído o piel.
  • Enfermedad del saco anal
  • Irritantes de contacto
  • Estrés o aburrimiento que provocan lamidos excesivos.
  • Abrigo sucio o enmarañado
  • Humedad atrapada en el pelaje por nadar o bañarse

Muchas de estas afecciones son problemas crónicos que pueden provocar focos recurrentes si no se tratan adecuadamente. Identificar y abordar la causa subyacente del punto caliente de su perro es uno de los factores más importantes para prevenir futuros problemas de la piel.

Algunas razas como Golden Retrievers, St. Bernards, Pastores alemanes, Labradores y Rottweilers están predispuestas a desarrollar puntos calientes debido a sus pelajes más gruesos. También es más probable que ocurran puntos calientes durante el clima cálido y los períodos de alta humedad. Los perros que están frecuentemente mojados por nadar, bañarse o por las inclemencias del tiempo son más propensos a desarrollar puntos calientes debido al exceso de humedad que mantienen sus pelajes contra la piel.

Síntomas de puntos calientes

Muchas afecciones de la piel tienen síntomas similares, por lo que es importante consultar a su veterinario si está preocupado por su perro. Los puntos calientes suelen ser áreas bien definidas de enrojecimiento, hinchazón y caída del cabello. Pueden ocurrir en cualquier lugar, pero se ven con mayor frecuencia en la cabeza, las extremidades y las caderas. El área afectada está húmeda y puede secretar pus o líquido, lo que puede provocar la formación de costras y enredos en el cabello circundante. Los puntos calientes son dolorosos y pican mucho, y crecerán rápidamente a medida que el perro se rasca y sigue traumatizando el área.

Tratamiento para los puntos calientes

Si sospecha que su perro puede tener un punto caliente, el primer paso es una visita a su veterinario. Si bien puede ser tentador esperar a que el punto caliente se resuelva por sí solo, retrasar el tratamiento solo empeorará el problema. Para tratar el punto caliente de manera efectiva y evitar que vuelva a ocurrir, su veterinario deberá determinar la causa subyacente. Realizarán un examen físico completo en su perro y pueden recomendar pruebas adicionales, como un raspado de piel para buscar parásitos. Una vez que se haya diagnosticado la causa subyacente de la picazón de su perro, su veterinario le recetará el tratamiento adecuado.

El tratamiento de los puntos calientes generalmente implica una combinación de lo siguiente:

  • Cortar el cabello alrededor del área para evitar que se enrede.
  • Limpiar la zona afectada con soluciones antisépticas suaves como la clorhexidina.
  • Recetar antibióticos tópicos u orales para tratar infecciones bacterianas secundarias.
  • Recetar esteroides tópicos u orales para controlar la inflamación y disminuir la picazón.
  • Usar toallitas o soluciones medicinales para limpiar suavemente el área todos los días.
  • Aplicar un collar isabelino (e-collar o "cono") para evitar que se sigan rascando.

Afortunadamente, una vez que su veterinario ha iniciado el tratamiento para el punto caliente, la mayoría de los perros mejoran rápidamente. En muchos casos, el punto caliente desaparece en tan solo 3 a 7 días después del inicio del tratamiento.

Prevención de puntos calientes

La mejor manera de evitar que se produzcan puntos calientes adicionales es identificar y abordar la causa subyacente de la picazón de su perro. Una buena prevención de los parásitos, el tratamiento de las infecciones cutáneas y el control de las alergias son esenciales para dejar de rascarse y prevenir traumatismos en la piel. La buena higiene y el aseo de rutina también pueden ayudar. Para los perros que nadan o se bañan con frecuencia, también es importante asegurarse de que sus abrigos estén completamente secos después de estas actividades.

Si su perro está lamiendo debido al estrés o al aburrimiento, aumentar el ejercicio diario y el tiempo de juego activo puede aliviar este problema. El uso de enriquecimiento ambiental, como juguetes de rompecabezas o comederos lentos, es una excelente manera de mantener a los perros estimulados mentalmente, incluso si no puede estar allí para jugar con ellos. A su perro le encantará la actividad adicional y también estará más saludable.

La suplementación con ácidos grasos es otra opción para prevenir y controlar las enfermedades de la piel. Los ácidos grasos omega-3 DHA y EPA se encuentran en el aceite de pescado. Estos ácidos grasos no solo tienen propiedades antiinflamatorias, sino que también ayudan a promover una barrera cutánea saludable, lo que hace que su perro sea menos susceptible a los alérgenos y las infecciones. El aloe vera tópico también puede ayudar a calmar la piel dañada y disminuir la picazón, pero es importante asegurarse de que su perro no ingiera el aloe, que puede provocar vómitos y diarrea.

Los puntos calientes son un problema doloroso y con picazón para su perro, y pueden convertirse en un problema recurrente si no se aborda la afección subyacente. Afortunadamente, con un buen manejo, el punto caliente de su perro se resolverá rápidamente y no resultará en ningún daño permanente.

Para la salud de su perro, es importante abordar los problemas de la piel tanto de forma tópica como interna. Los blandos masticables NaturVet Aller-911 Allergy Aid proporcionan una fuente de antioxidantes naturales para respaldar un sistema inmunológico saludable, mientras que la mezcla sinérgica de ácidos grasos omega-3, EPA y DHA ayudan a mantener la humedad adecuada de la piel y la salud respiratoria. Cuando ocurren puntos calientes, NaturVet Aller-911 Hot Spot Foam con Aloe Vera ayuda rápidamente a calmar la piel irritada y con comezón al contacto y el agente amargo agregado detiene el traumatismo al disuadir de lamer y masticar. Con estas herramientas, es de esperar que los puntos calientes de su perro sean cosa del pasado.


Tratar los puntos calientes

El primer paso al tratar un punto caliente es mantener el área seca. Sujete el cabello alrededor de la infección para evitar que se acumule la humedad y permita que crezcan más bacterias. Aplique una solución antiséptica o antibiótico / cortisona en polvo en el área para limpiar la infección y detener la picazón y la inflamación. Si el punto caliente está creciendo y sigue irritando a su perro después de un día, entonces un viaje al veterinario es crucial para evitar complicaciones de la infección. Es posible que su perro deba usar un collar o guantes isabelinos en las patas para evitar que las legiones se rasquen y laman en exceso. También se puede recetar un antibiótico oral para combatir la infección.


Tratamiento de los puntos calientes crónicos en perros

En caso de que su cachorro parezca tener puntos calientes con demasiada frecuencia, su veterinario recomendará que se realicen más pruebas para descartar todas las posibles razones de la aparición de esta irritación de la piel.

Como se mencionó anteriormente, puede ayudar a prevenir la reaparición de los puntos calientes eliminando el alérgeno que causa la picazón, la infección que podría causarla, la humedad que queda atrapada en la piel del perro o lidiar con las razones psicológicas subyacentes de el perro causando a sí mismo esta condición dolorosa.

Al tratar la causa principal de la picazón, ayudará a reducir el riesgo de puntos calientes crónicos en los perros, y también ayudará a mejorar la salud general y el bienestar de su cachorro porque muchas de estas enfermedades o afecciones pueden provocar otros síntomas. y más problemas para el bebé peludo.

Debe alimentar a su perro con comidas saludables y bien balanceadas todos los días, mantener su pelaje limpio y recortado o cepillado, asegurarse de que la piel esté seca después de un baño o nadar y ayudar a estimular el sistema inmunológico y la salud intestinal del perro para que esté saludable y fuerte para combatir las reacciones adversas que causan las irritaciones de la piel en primer lugar.

Artículos relacionados:

  • 20+ perros hipoalergénicos para personas con alergias
  • Las 41 mejores razas de perros pequeños con imágenes - 2021
  • Más de 20 razas de perros más grandes de la historia - 2021


¿Cuáles son las señales de que mi perro tiene un punto caliente?

El comportamiento de su perro podría ser la primera pista de que tiene un punto caliente. Rascarse, lamer o morder de forma obsesiva es una señal reveladora de que algo no está bien. Si el área está roja y húmeda, es probable que sea un punto caliente. Los puntos calientes pueden elevarse y aumentar de tamaño rápidamente sin tratamiento.

Cualquier perro, independientemente de la raza o la edad, puede tener un punto caliente, pero los pastores alemanes, labradores, rottweilers y razas de pelo largo como San Bernardo y perros perdigueros de oro tienden a ser más susceptibles que otras razas. Los puntos calientes también son más comunes en climas cálidos y húmedos, y el número de casos aumenta en los meses de verano.


Ver el vídeo: Remedios caseros para tratar la dermatitis en perros (Mayo 2021).