Información

Entrenamiento de retiro de emergencia para perros


A Shay le gusta la investigación en Internet, las manualidades tontas y mantener vivo a su terco Beagle-Cattle Dog a través del entrenamiento y la vigilancia ansiosa.

Hacer que su perro venga cuando lo llamen

En esta guía, te mostraré el método que usé para enseñarle a mi cachorro cómo correrse cuando lo llaman el 100% del tiempo. Puedo decirle con total autoridad que incluso el perro más terco puede aprender una palabra de recuerdo de emergencia y responder a ella de manera consistente.

Saber cómo hacer que su perro venga cuando lo llamen es una de las cosas más importantes a tener en cuenta como dueño de una mascota. Incluso si su perro no es capaz de aprender a equilibrar una golosina en su nariz o caminar sobre la luna, debe asegurarse de que esté seguro en cada situación.

Para los perros y cachorros que son tercos, propensos a deambular o son corredores o cazadores de animales, enseñar un retiro de emergencia es un requisito absoluto.

Mi perro: una pequeña gacela

No, de verdad, llamamos a nuestro perro (que en realidad se llama Penny) nuestra pequeña gacela porque es ridículamente rápida. Ella pierde la cabeza mientras corre, y como aprendimos con bastante rapidez cuando era un cachorro, es una artista del escape engañosamente casual.

De vez en cuando, una puerta se dejaba abierta durante un segundo de más, o una puerta del patio se dejaba sin pestillo, y nuestro querido perrito salía tranquilamente. Mi esposo o yo la llamábamos con un firme "¡Ven aquí!" y ser recibido con una mirada en blanco.

Cualquier avance de nosotros iría igualmente acompañado de una retirada de ella. Después de unos segundos tensos, comienza a crecer un miedo abrumador de que ella se va a salir corriendo. La reacción instintiva es acercarse al animal, pero, por supuesto, esto se convierte en un divertido juego de "¡apuesto que no puedes atraparme!" Naturalmente, esto rápidamente se convierte en Penny corriendo a toda velocidad hacia la calle. Ella también es una experta esquivadora de manos.

Eventualmente, sucedería una de las siguientes cosas:

  1. Las estrellas se alinearían y el agarre de alguien coincidiría con su ridícula velocidad.
  2. Un extraño al azar que se hubiera unido a nuestra pelea de perros la encantaría (Nota al margen: qué mejor manera de hacerte parecer un dueño de mascota completamente inepto que si tu perro se acercara a cualquiera que no fuera tú).
  3. Simplemente se agotaría, se rendiría y dejaría que la capturaran.

¿Sabes que? Esas opciones realmente apestan.

¿Qué es el retiro de emergencia?

El retiro de emergencia es simplemente una palabra o frase muy corta que puede usar para que su perro se acerque a usted de inmediato, sin dudarlo. Se diferencia de una palabra de recuerdo normal porque solo se usa en situaciones de emergencia. El retiro de emergencia debe ser un dispositivo a prueba de fallas increíblemente confiable.

Palabras como "ven" o "aquí" se utilizan con frecuencia para enseñar a un perro a venir cuando se le llama. No hay nada intrínsecamente malo en estas palabras, pero como muchos dueños de perros pueden atestiguar, no siempre consiguen que Fido venga corriendo.

La razón de esto es que estas palabras se usan día tras día para hacer que el perro se acerque a ti por una variedad de razones. A veces es algo fantástico como una comida, pero otras veces es algo terrible como un baño.

Con el tiempo, estas palabras se pueden "envenenar" a medida que el perro comienza a asociar la palabra con cosas negativas. Puede intentar evitar el envenenamiento con un entrenamiento basado en recompensas para enseñar a un perro a recordar, pero para muchos dueños de perros, esto no es suficiente.

¿Por qué es importante el retiro de emergencia?

El retiro de emergencia es una protección segura. Como su nombre lo indica, se debe usar solo en casos de emergencia y es especialmente útil con perros que son tercos o no concuerdan con su palabra habitual de recuerdo. A continuación, se muestran algunos escenarios en los que es imperativo tener una palabra de recuperación de emergencia:

  • Sin el concepto de lo que es un "automóvil", su perro ha decidido que la calle es el lugar más lógico para correr vueltas.
  • Han descubierto que una avispa o una araña viuda negra es un juguete nuevo y divertido.
  • Les gustaría olfatear o posiblemente hacerse amigos de un animal salvaje potencialmente peligroso.
  • Han cortejado y comenzado una relación con un perro agresivo y potencialmente abusivo.
  • Cualquier otra situación en la que la salud y seguridad de su animal esté en riesgo inmediato.

1. ¿Qué es la Palabra?

El primer paso para enseñarle a su perro a recordar emergencias es pensar en una palabra o frase simple para usar. El comando debe ser corto, no algo que diga a menudo y de ninguna manera similar a ninguna de las palabras que usa habitualmente para recordar (o cualquier otro comando).

Usamos "Penny NOW!" (Lo sé, no muy creativo). Otros comandos potenciales son "Quick Digs!" "¡Date prisa, chico!" "¡Kick Splits!" o cualquiera que sea la palabra alemana para "Pon tu trasero aquí". .

Puedes ser tan creativo o poco creativo como quieras, solo asegúrate de que sea algo que no te importaría gritar a todo pulmón en una compañía (potencialmente) mixta. Además, asegúrese de que sea algo que usted puede recordar fácilmente bajo estrés.

2. Las galletas de cartón no se cortan

El siguiente paso es conseguir algunas golosinas realmente increíbles. Recuerde, esto es realmente asombroso para un perro, por lo que no hará falta mucho para dejarlos boquiabiertos.

Usamos pollo (el pollo asado es el favorito de Penny), pero también puedes usar salchichas, fiambres, filetes sobrantes, lo que tengas que no sea tóxico para los perros (ten cuidado con estos chicos).

3. ¡Que comience el entrenamiento!

Ahora que tiene todo lo que necesita para entrenar, intente usar el comando justo en frente de su perro.

  • Una vez que se acerquen a usted, agarre su collar (esto es importante) y luego dele su regalo especial durante 20-30 segundos.
  • Después de recompensarlos, déjelos hacer lo que estaban haciendo antes (esto también es importante).
  • Practique esto todos los días, moviéndose lentamente cada vez más lejos de su perro hasta que esté completamente fuera de la vista.

Por qué necesitas agarrarles el cuello

Digo que deberías agarrar el collar de tu perro antes de darle la golosina porque a mi perro le gusta jugar y mantenerse alejado cuando estoy tratando de discutir con ella.

Su perro debe aprender que no solo debe acercarse a usted, sino que también debe permitirle agarrar su collar.

Si usa el comando en una situación de emergencia, podrá agarrarlos y llevarlos a un lugar seguro.

Nunca use el comando excepto para entrenamiento o en una emergencia

SIEMPRE deje que su perro vuelva a lo que estaba haciendo (jugar, correr, morderse el trasero, lo que sea) cuando use el comando de recuperación de emergencia en un entorno de entrenamiento.

Desea que su perro SOLO asocie la palabra de recuperación de emergencia con estas golosinas súper increíbles y alucinantes, y nunca lo asocie con algo negativo (como un baño, una visita al veterinario o que usted se vaya al trabajo).

Si comienzan a asociarlo con algo negativo, es posible que el comando no funcione cuando realmente lo necesite.

4. Mézclalo y pruébalo en diferentes ubicaciones

A medida que su perro domine este nuevo comando, pruébelo en todo tipo de situaciones y circunstancias diferentes:

  • Pruébelo con diferentes personas que lo digan.
  • Pruébelo en otros lugares.
  • Pruébelo cuando haya otros perros cerca (aunque probablemente no en un parque para perros, a menos que quiera que los perros se le pasen encima por sus perritos calientes).

Quieres que tu perro responda de manera confiable sin importar dónde se encuentre.

Reglas y otras notas importantes

  • Tienes que usar golosinas de sabor increíblemente increíble (para un perro). Las carnes de personas (es decir, las carnes que comen las personas, no la carne hecha de personas) son ideales.
  • Nunca, nunca use el comando de emergencia para una situación que no sea de emergencia. Sé que puede ser tentador usarlo cuando llegas tarde al trabajo y el perro simplemente no vuelve a la casa, pero realmente no vale la pena. No querrás tener la menor duda de que tu perro vendrá a ti instantáneamente en una situación peligrosa.
  • Si alguna vez usa la palabra de recuperación de emergencia y no tiene un bocadillo delicioso a la mano (lo cual es muy probable si en realidad es una emergencia, imagínese) haga un gran escándalo por que el perro se acerque a usted. Incluso llevo al perro quejándose todo el camino hasta el refrigerador por carnes para algunas personas.
  • Como con todos los entrenamientos, ¡manténgalo optimista y positivo!

Y finalmente, aquí está Penny sin responder a ... nada.

Preguntas y respuestas

Pregunta: Mi cocker spaniel de 8 meses siempre regresa a mí cuando lo llamo, sin embargo, durante las dos últimas caminatas, se escapó cuando vio a otro perro. En ambas ocasiones, el otro perro no quería su atención y, comprensiblemente, los dueños se enojaron. Voy a probar el entrenamiento de recuperación de emergencia, ¿algún otro consejo?

Responder: Cuando haya otro perro presente, intente hacer que su perro se siente para recibir una golosina. Vea si puede mantener su atención por más tiempo en caminatas posteriores. Probablemente tendrá que hacer esto con una correa hasta que él lo domine; si no responde a sus órdenes, tenerlo sin correa es riesgoso. También debe enseñarle una palabra de recuerdo regular, si aún no lo ha hecho.

No recomiendo usar el entrenamiento de recuperación de emergencia en este caso porque es probable que se use con demasiada frecuencia y "pierda su poder". Guarde la palabra de recordatorio de emergencia para situaciones peligrosas (por ejemplo, si su perro se acerca a un perro que muestra un comportamiento agresivo o si su perro corre hacia la calle).

Pregunta: ¿Qué tipo de mezcla es tu perro?

Responder: Ella es un Beagle / Pastor de ganado australiano. Sin embargo, podría tener alguna otra raza en la mezcla.

Pregunta: Mi perro tiene diecisiete años. ¿Es demasiado tarde para enseñar el recuerdo de emergencia?

Responder: No creo que sea demasiado tarde para enseñar el entrenamiento de recuperación de emergencia. Sin embargo, entrenar a un perro mayor puede conllevar algunos desafíos únicos. Puede encontrar útil este artículo: https: //www.whole-dog-journal.com/issues/10_12/fea ...

Pregunta: ¿Hay una edad que sea demasiado joven para comenzar a entrenar para recordar?

Responder: No lo creo, no. Lograr que un cachorro muy joven se concentre el tiempo suficiente para ser entrenado es otra historia. Sin embargo, no intente nada sin correa en un área no cercada.

© 2013 Shay Marie

Diane el 09 de marzo de 2019:

¿Qué sucede si en los paseos de su perro mayor, su perro camina con la cabeza hacia adelante en lugar de con el pecho hacia adelante?

Meandsofi el 6 de noviembre de 2017:

Utilizo la gorra de una bellota como silbato. Emite un sonido fuerte y agudo que se puede escuchar de muchas maneras y, a menudo, están disponibles en el suelo. Los colecciono y los guardo en mi coche y en mis bolsillos. ¡Mi perro (casi) siempre viene corriendo!

ciber remolacha el 02 de noviembre de 2017:

¿y si no vienen a por ti para empezar a entrenar?

Melisa el 6 de agosto de 2017:

¿Alguna sugerencia para un quisquilloso con la comida, que no está realmente motivado por la comida?

Carl Mallinder el 19 de abril de 2017:

Mi cachorro se quemó la nariz con la puerta del horno y volvió a oler un cigarrillo encendido. En ambas ocasiones le di mucho amor y seguí diciendo ardiente. Ahora, si se acerca a algo, no debería estar, grito ardiente y viene corriendo por seguridad.

SueCarls el 25 de febrero de 2017:

Buenos puntos. Las personas adquieren el hábito de repetir palabras una y otra vez, hasta que se convierten en ruido de fondo.

Tuve un estudiante (doy clases de obediencia) que tenía un perro llamado Cowboy, ¡así que su retiro de emergencia fue "Giddy-up"! Jajaja

¡Otro estudiante usa Pancake! :)

Karen Simons el 26 de diciembre de 2016:

Bueno, mi perro no siempre viene cuando lo llaman. Ella tiene 10 años y nunca sale del patio sin mí, ¡pero sé que eso no significa que ELLA esté entrenada!

Me pondré manos a la obra en tu sugerencia tan pronto como obtenga grandes obsequios, porque necesito que ella siempre venga a mí. ¡No somos demasiado mayores para viajar y entonces sería imprescindible!

¡Muchas gracias!

Karen

Compton francés el 17 de diciembre de 2016:

Extrañamente, he usado la palabra "ahora" a veces y realmente necesitaba que viniera Riley. Ha funcionado bien. Ahora me aseguraré de darle un regalo cada vez que use la palabra "ahora". Gracias por el consejo.

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 22 de noviembre de 2016:

@Bonniesmom - ¡Debe haber sido un gran alivio! Silbar es una gran idea para recordar, no había pensado en eso.

Bonniesmom el 22 de noviembre de 2016:

Tu perro se parece mucho a mi perro ... ¡es un pavo completo! Me costó mucho enseñarle a recordar, porque al principio, a ella no le importaban las golosinas. Tuve que usar juguetes para motivarla. Comencé usando una ventaja larga al principio, hasta que ella llegó de manera confiable. Practicamos recordar todo el tiempo en nuestras caminatas y ha valido la pena. El otro día, ella comenzó a perseguir un camión que iba todo terreno, y cuando silbé, regresó la primera vez. Utilizo un silbido largo y agudo para mi "llamada de emergencia" y dos silbidos cortos para "prestar atención y detenerse". Si no puede silbar, creo que una palabra de emergencia es una gran idea.

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 10 de septiembre de 2016:

@Pamela V - No soy adiestradora de perros, pero no veo por qué no. Solo asegúrese de ser consistente con el entrenamiento / recompensas para los tres.

Pamela V el 10 de septiembre de 2016:

¡Hola! Me preguntaba, tengo 3 perros, uno dentro de la casa y dos en el patio trasero. El que está adentro es un yorkie, muy receptivo cuando quiere. :pag

Pero uno de los dos del patio trasero es un golden retriever bastante salvaje. ¡Ella es un perro salvaje feliz! Entonces, definitivamente estoy probando este retiro de emergencia, pero mi pregunta es, ¿puedo usar la misma palabra / frase para los 3?

rachel el 08 de julio de 2016:

Una vez mi perro se soltó de la correa justo al lado de una calle muy transitada, y recordé que había leído para no perseguir a un perro suelto porque pensarán que es un juego y huirán de ti, así que en lugar de eso llamé su nombre y corrí en el en otra dirección (que fue increíblemente difícil de hacer porque quería correr detrás de ella) y ella pensó que estábamos jugando un juego y corrió directamente hacia mí. ¡Tener un comando de recuperación de emergencia también es una buena idea!

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 7 de junio de 2016:

@Tanya - Es una mezcla de perros de ganado australiano y beagle. No tiene pastor alemán, ¡pero seguro que tiene una coloración similar!

Tanya el 6 de junio de 2016:

Buenos consejos ... de qué raza es tu perro, se parece mucho a mi perro. Sé que tiene pastor alemán en él, pero tiene un poco el aspecto de tu perro. Fue un rescate. pS él echa el cerrojo cada vez que tiene la oportunidad, tenemos que cerrar la puerta porque él descubrió cómo abrir la puerta. aunque ahora está averiguando la cerradura jajaja

Punto el 12 de marzo de 2016:

Tenemos un rescate increíble llamado Sadie. Ella es un border collie de brida, mezcla de perro oso de Carelia. Por así decirlo, es una cazadora / defensora. Para colmo, vivimos en Alaska, donde los alces, los osos y los lobos siempre están cerca. Ella no tiene miedo y siempre me aterroriza cuando persigue a los alces (especialmente con sus crías) porque no hay forma de que se detenga hasta que los persiga a una milla de su casa. Rezo para que esto funcione para nosotros. Tengo esperanzas porque es increíblemente inteligente. He podido enseñarle cualquier cosa en solo un día. Ahora pienso en una buena palabra para recordar. .

Chris el 25 de febrero de 2016:

Mi perro llegará a la palabra "cama", corrió todo el camino por el callejón y no volvió y gritamos cama y volvió corriendo a la casa. Ella siempre fue recompensada por escuchar eso, ahora para cambiarlo

Stephanie el 16 de febrero de 2016:

Esto es genial porque mi laboratorio despegará a la calle. Pero si tengo golosinas o estoy afuera con ella, ella no me dejará, saltará, jalará y olisqueará la comida ... así que no tengo forma de conseguir que haga nada porque en lo único que se concentra es en la golosina. En serio no puedo entrenarla nada

Ashley el 12 de diciembre de 2015:

Esto le pasó a mi perro. Se soltó y reservó para la autopista cerca de nuestra casa. Usé lo que en broma llamamos "la palabra segura" ... una simple PARADA y se detuvo en seco a centímetros del tráfico que se aproximaba. Esto exactamente le salvó la vida.

Obtener la sal el 12 de octubre de 2015:

Mis perros se llaman penny

Keri el 4 de septiembre de 2015:

Buen artículo. Creo que tendré que probar esto. Oh, creo que la frase alemana que estabas buscando es "mach schnell". Significa "apúrate". Sí, mi papá lo usó con nosotros todo el tiempo mientras crecíamos. Realmente no funcionó con nosotros, pero tal vez mi perro.

Jacqui desde Nueva Zelanda el 18 de febrero de 2015:

Gracias por este centro: pronto tendremos un nuevo cachorro y nuestro perro actual vendrá si no se distrae, pero ha sido difícil llegar rápidamente desde la llegada de nuestro hijo ... así que volveré a referirme a ¡tantas veces!

Krzysztof Willman desde Parlin, Nueva Jersey el 18 de enero de 2015:

Grandes consejos para tener en cuenta.

Georgina Crawford desde Dartmoor el 25 de diciembre de 2014:

Gran lección sobre recuperación de emergencia. Mis dos Jack Russels tienen un recuerdo de basura, especialmente si ven una ardilla o si hay un agujero para bajar. He recurrido a usar el silbato de la tetera para meterlos. Eso los hace correr. ¡Quizás es hora de que compre un silbato para perros!

diane el 15 de noviembre de 2014:

Tengo spaniel tibetano x lhaso apso, no escucha, pase lo que pase. Estoy perdido.

Ronald E Franklin de Mechanicsburg, PA el 10 de noviembre de 2014:

Esto tiene mucho sentido. Me imagino que este entrenamiento debe repetirse de forma regular. ¡Ojalá también funcionara con los niños!

Melissa Knight de Murfreesboro, TN el 10 de noviembre de 2014:

Acabo de ver esto y voy a enseñarle a mis perros esta técnica. ¡Es mucho mejor que enloquecer si corren! ¡¡¡Gracias!!!

Sharon Berry desde Michigan el 3 de noviembre de 2014:

Seguí riendo mientras leía esto y mi esposo pensó que algo andaba mal conmigo ... Muy divertido de leer. Es una gran idea tener esta palabra especial para una emergencia. A mi perro le importa bastante bien, pero creo que lo intentaré.

Lisa desde Brisbane, Queensland Australia el 26 de octubre de 2014:

Estoy muy contento de que hayas publicado esto, tenemos 2 perros, uno es Rottweiler y siempre viene cuando la llaman, pero ... el otro es una mezcla de Tibetan Spaniel y Shitzu y ella NO escucha en absoluto. Ella vendrá cuando quiera o le apetezca, hemos probado golosinas, funcionan mientras las tienes en la mano. Sin embargo, intentaremos esto porque es más atractivo para ellos y una recompensa mucho mejor.

Angie Shearer de Whangarei, Northland el 22 de octubre de 2014:

Una buena lectura y consejos tener un retiro de emergencia para un perro es muy importante, ya que son impredecibles en el mejor de los casos. Tengo un perro muy grande que piensa que todavía somos un cachorro y está lleno de travesuras, mi recuerdo es num nums (que significa comida) instantáneamente se detendrá en su camino sin importar dónde y volverá corriendo hacia mí ... ahhh el poder de comida jajaja

Anthony Altorenna desde Connecticut el 22 de octubre de 2014:

¡Increíbles consejos! Nuestro perro suele venir cuando lo llaman, pero a veces muestra esa vena obstinada. El entrenamiento de palabras de emergencia realmente ayudará a garantizar que venga cuando su seguridad esté en juego.

Michelle el 16 de octubre de 2014:

¡Mis perros no me escuchan en absoluto! A mi más grande, Zaidy, le encanta correr detrás de los transeúntes y obligarlos a amarla, mientras yo grito "ven aquí ahora" y actúa como si nunca me hubiera visto en su vida. Voy a probar esto, y si le funciona a ella, funcionará con cualquier perro. Ahora, si tan solo pudiera idear una técnica para hacer que mis hijos escuchen ...

Lynda Makara desde California el 12 de octubre de 2014:

Suena muy fácil. Debo intentarlo.

Feliz Citarella de la costa sur de Oregon el 11 de octubre de 2014:

Amo esto y a tu perro, Penny. Es muy expresiva y ciertamente la has pillado en momentos perfectos. Siempre disfruto del humor en tus artículos. ¡Lindo!

Manasi4 el 10 de octubre de 2014:

aunque soy un amante de los gatos, pero debo decir que el perro es adorable

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 9 de octubre de 2014:

¡Gracias! Mi perro es intratable. Ella es escéptica con respecto a otras palabras de recuperación, por lo que debo asegurarme de mantener limpia la palabra de emergencia. Ni siquiera puedo imaginarla respondiendo a una palabra de recuerdo normal si estuviera persiguiendo activamente algo (¡tan genial que puedes hacer eso con tu australiano!)

gottaloveit2 el 09 de octubre de 2014:

¡Amo tu humor en este artículo! Tengo 4 perros, 3 de los cuales tienen recuerdos hermosos, uno de los cuales, bueno, no. A mi australiano, Killian, se le puede llamar directamente de las patas traseras de un ciervo cuando está en una persecución. Es hermoso ver a un perro bien entrenado recordar de la manera que usted quiere / espera / necesita. La consistencia es la clave: si lo llamo y no viene, tengo que caminar hasta allí para arrastrarlo de regreso, suavemente. Unos cuantos retiros más de 'retoques' y volvemos al negocio.

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 4 de abril de 2014:

@Merrci: ¡No! ¡Para nada!

Feliz Citarella de la costa sur de Oregon el 4 de abril de 2014:

Gracias por esto. ¡Seguramente podría haberlo usado varias veces! También me encantó cada uno de tus videos. ¡Penny es muy lindo de ver! Ella realmente no apreció el chaleco salvavidas, ¿verdad?

papamoscas el 19 de abril de 2013:

Este es fundamentalmente el mismo método que utilizo para entrenar el recuerdo de emergencia, así que ... ¡qué lección tan brillante! :) Especialmente, me alegra que hayas mencionado la importancia vital de estar seguro de sujetar el collar del perro antes de que termine el ejercicio y se entregue la recompensa. A menos que tengas la mano en el cuello, hay muchas oportunidades para que las cosas salgan terriblemente mal con un cachorro de artista del escape de alta velocidad al que le encanta jugar ¡Atrápame si puedes!

Buen trabajo aquí. Penny te ha enseñado bien. ;)

chi kung el 8 de abril de 2013:

el video también me hizo sonreír, ¡tan genial que podemos entrenar perros para emergencias!

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 2 de abril de 2013:

@sorayac: ¡Gracias!

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 2 de abril de 2013:

@XpectMore: ¡Me alegro de haber podido ayudar! ¡Gracias!

XpectMás el 02 de abril de 2013:

Trabajo con perros a diario. Tengo la desgracia de que ocurran situaciones como esta. Nunca pensé en esta valiosa información que me proporcionaste. Qué gran idea y qué lente tan bonita. Me encantan las adorables fotos de tu perro. Gracias.

sorayac el 1 de abril de 2013:

¡Gran lente para entrenar perros! ¡Disfruté muchísimo leerlo!

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 29 de marzo de 2013:

@ shellys-space: ¡Muchas gracias!

Shay Marie (autor) desde el sur de California el 29 de marzo de 2013:

@anónimo: ¡Aw! Calienta mi corazón. ¡Ese es mi objetivo! ¡Gracias por mirar!

anónimo el 29 de marzo de 2013:

¡El video de Penny en la playa me hizo sonreír!

Vendedores de Shelly del Medio Oeste de EE. UU. el 29 de marzo de 2013:

¡Me encantan los consejos de adiestramiento de tu perro y el sentido del humor!


Entrenando a su perro para ejecutar un retiro confiable "extremadamente rápido"

Enseñarle a su perro a venir cuando lo llaman ya no es lo que era hace 20 años, cuando todas las clases de obediencia lo enseñaban dejándolo sentado y quieto, caminando a través de la habitación y ordenándole firmemente que se apresurara a sentarse perfectamente derecho. las puntas de los dedos de los pies. Los entrenadores educados y los dueños de perros conocedores de hoy reconocen el valor de hacer de "Ven" la palabra más feliz en el diccionario de sus perros, y entienden que pueden ocurrir retiros verdaderamente confiables en la cara de conejitos que brincan, ciervos veloces, gatos que brincan y ardillas voladoras.

Hubo un momento en que los entrenadores advirtieron a los clientes que tenían que ser más interesantes que las ardillas, los gatos, los ciervos y los conejos, si querían que sus perros vinieran de manera confiable cuando los llamaran. ¡Buena suerte haciéndote más interesante que un Bambi saltando!

En realidad, la base para una recuperación sólida comienza mucho antes de que Bambi haga acto de presencia, y no depende de que seas un centro de entretenimiento canino de un solo hombre (o mujer) para competir con éxito con distracciones importantes. Empieza cuando le presenta a su perro por primera vez la señal "Ven". Los retiros exitosos se basan en una asociación fuerte y condicionada de manera clásica con reforzadores de alto valor. En otras palabras, su perro aprende que acudir cuando lo llaman es tan divertido que cuando lo llama no se detiene a sopesar sus opciones; simplemente, automáticamente y alegremente viene volando hacia usted.

Sentando las bases

Una respuesta automática entusiasta a la señal de recuperación requiere que establezca una base sólida desde el principio, asociando "¡Ven!" (o lo que sea que recuerdes) con cosas realmente divertidas. (Ver "Cuidado con la señal envenenada", arriba a la derecha). Hacemos esto en nuestras clases básicas de buenos modales al enseñar un "¡Recordatorio de fuga!" que se ve así:

1. En un entorno cerrado o cercado de forma segura, guarde un suministro de golosinas de alto valor en un tazón en un mostrador o mesa junto a usted. Con su perro frente a usted, diga "¡Ven!" (o la señal de recuperación que elijas) en un alegre "¡Vamos a hacer una fiesta!" voz y darle de comer una golosina del tamaño de un guisante del cuenco.

Repita varias veces, hasta que su "¡Ven!" señal provoca un feliz "¿Dónde está la golosina?" respuesta de ella. Ahora ha "cargado" la señal "Ven" y está listo para probarla.

2. Si te paras y miras a tu perro cuando lo llamas (como se hacía en el entrenamiento a la antigua), te arriesgas a parecer una figura de autoridad intimidante, lo que le quita la diversión a "Ven". En cambio, tenga a su perro a su lado (con o sin correa), diga "¡Ven!" en voz alta y alegre, "Vamos a hacer una fiesta", y huya lo más rápido que pueda. La combinación de tu señal cargada de "Ven" y la inclinación natural de tu perro a correr tras las cosas que se mueven debería hacer que ella te siga mientras corres, con suerte al menos al trote, pero preferiblemente a todo galope.

3. Mientras ella corre detrás de ti, haz clic en tu clicker (o usa un marcador verbal, como la palabra "¡Sí!"). Después de haber corrido por lo menos de 10 a 15 pies o más, deja de correr y dale el premio. Repita varias veces hasta que quede claro que entiende el juego.

Si su primera respuesta fue un trote tibio, pueden ser necesarias varias repeticiones hasta que se sienta lo suficientemente feliz y entusiasmada con el juego para galopar detrás de ti. Es posible que deba aumentar la distancia que corre para darle tiempo a ponerse en marcha. También es posible que deba aumentar su entusiasmo para emocionarla más, o disminuir su entusiasmo si cree que puede asustarla con su nivel de energía, lo que a veces puede suceder con perros "suaves".

4. Eche algunas golosinas al suelo. Mientras su perro está ocupado comiéndolos, camine a 10 pies de distancia. Cuando termine la última golosina, llámala y huye lo más rápido que puedas. Vuelve a darle golosinas cuando te alcance. Repita este ejercicio, aumentando gradualmente la distancia que se aleja antes de llamarla.

5. Empiece a buscar oportunidades en las que su perro esté levemente involucrado en algo de interés relativamente bajo para hacer su Retirada de escape. Cuando pueda llamarla fácilmente para que se aleje de las distracciones de bajo nivel, inténtelo con distracciones de valor gradualmente creciente.

Agregue juguetes a la mezcla si cree que será de ayuda. Algunos perros jugarán contigo con más entusiasmo por un juguete chirriante o un juego de tirón que un poco de pollo, prueba ambos y usa lo que funcione mejor para tu perro. Puede mezclarlo para los perros a los que les gustan los tres: la imprevisibilidad de la recompensa puede hacer que sea más divertido y emocionante para su perro. Si utiliza el chirrido de un juguete para provocar un galope, ¡asegúrese de lanzarle el juguete a su perro cuando llegue allí!

Esa es tu base, pero tu diversión con los retiros apenas ha comenzado. Agregue más juegos divertidos, como los de las páginas siguientes, para generalizar su comprensión del comportamiento de "Ven" a niveles cada vez más altos de distracción. De esta manera, eventualmente puede entrenar a su perro a un nivel que le permita confiar en él sin correa en áreas abiertas y seguras.

Más diversión para recordar

Mi "complemento" de recuerdo favorito es enseñar una señal de "parada" de emergencia. Yo uso "¡Espera!" hacer una pausa a mis perros a mitad de camino (ver "Espera un poco, quédate un rato", WDJ, mayo de 2001). Una vez que se detiene su movimiento hacia adelante, es mucho más fácil para ellos escuchar y responder a su señal de recuerdo. También he utilizado un "Down!" Bien entrenado como señal de parada. Nuevamente, cuando se detiene el movimiento hacia adelante del perro, el recuerdo ocurre más fácilmente.

Leslie Nelson, de Tails-U-Win en Manchester, Connecticut, es mundialmente conocida por sus métodos de “recuperación realmente confiable”, disponible en DVD y en su libro del mismo título. Entre otras cosas, ella aboga por enseñar una señal de recuperación de emergencia que cargue con golosinas de alto valor y practique a menudo en entornos de poca distracción.

Debido a que esta es una palabra diferente de su señal de memoria diaria, no corre el riesgo de envenenarla accidentalmente. Luego, cuando lo necesite en una verdadera emergencia (perro corriendo hacia una autopista muy transitada), es muy probable que funcione. Elija una palabra que le sea fácil mantener la asociación positiva (algunas personas usan “Cookies”) y recuerde usarla cuando la necesite.

Cada entrenador positivo tiene su propia versión de los juegos de memoria. Aquí hay algunos que puede usar con su perro:

Clarissa Bergeman, CPDT-KA, de Canine Company, LLC, en Round Hill, Virginia, sugiere esta versión de una vieja técnica de competencia de obediencia para obtener recordatorios más rápidos: "Mientras tu perro entra, saca una pelota de tenis u otro juguete favorito de su bolsillo trasero y arroje el objeto entre sus piernas mientras su perro corre a buscarlo. No es solo para perros pequeños. ¡Los guías coordinados pueden levantar una pierna para que el perro corra y juegue este juego con perros más grandes también! "

Laura Dorfman, CPDT-KA, PMCT1, de Kona’s Touch en North Shore de Chicago, Illinois, inventó un nuevo juego para jugar con su mezcla de Terrier recientemente adoptada, Captain Jack Cricket:

“Me siento con él justo enfrente de mí y ahueco ambas manos juntas, jugando una especie de juego de escondidas en el que él siempre encuentra un regalo o un juguete en mis manos. Cuando él está un poco más lejos de mí, me agacho sobre una rodilla y ahueco mis manos cuando él ve esto, viene corriendo por cualquier cosa deliciosa que tenga en mis manos ahuecadas.

"Dos veces, lo he visto recoger algo que no quería que tuviera, y junté mis manos. cada vez, dejaba caer el artículo y llegaba corriendo. Comencé este juego con él porque quería asegurarme de que no se volviera tímido, pero ahora le he enseñado algunos comportamientos diferentes que terminan con este gran recuerdo. Le ayuda a amar las manos. Ayuda con la orientación. Y le ha dado un recuerdo increíble ".

Cindy Mauro, CPDT-KA, de Cindy Mauro Dog Training en el condado de Bergen, Nueva Jersey, les recuerda a los dueños de perros que "Ven" no siempre debe significar el fin de las cosas divertidas.

“Cuando mi perro está afuera pasando un buen rato, jugando con otro perro o una persona, empiezo por llamarlo por su nombre y hacerle saber que tengo algo fabuloso (bistec, pollo, etc.) que no es una delicia común. Al principio, le dejé ver las golosinas o escuchar el crujido de la bolsa. Él corre hacia mí, ¡y marco con un “Sí”! y déle 1-2-3 golosinas, luego suéltelo inmediatamente con "Ve a jugar".

“Hacer esto al azar a lo largo del día le enseña que es genial venir cuando lo llamo por su nombre, y que no siempre termino con la 'diversión' (jugar, perseguir una ardilla, etc.). La clave es hacer esto a menudo y al azar, con muchas repeticiones de 'tratar / ir a jugar'. Puedo hacer que mis perros corran hacia mí incluso cuando están en el otro extremo del patio jugando un emocionante juego de persecución con cada uno. ¡otro!"

Susie Daily, CPDT-KA, de Pets In Motion en Wayne, Pensilvania, ofrece una perspectiva diferente sobre los retiros.

Foto de Jennie Clutterbuck

Ella dice: "Me gusta hacer" La oportunidad viene ", donde identificas las cosas por las que tu perro corre hacia ti de todos modos, y luego simplemente agregas la señal.

“Por ejemplo, antes de la hora de la cena, sabes que tus perros correrán hacia ti cuando escuchen el sonido del contenedor de comida / bolsa / armario abriéndose, así que justo antes de abrirlo, di '¡Fido, ven! luego abre la comida y la comida para la cena! La recompensa es inherente y comienzan a animarse cuando escuchan esa señal.

“Otros ejemplos pueden ser el sonido del dispensador de cubitos de hielo en la puerta del frigorífico (mis perros vienen corriendo por eso), el sonido de las llaves del coche, el sonido de un juguete chirriante, etc. ¡Solo asegúrate de no engañarlos! Si son las llaves del coche, por ejemplo, mejor llévelas a dar un paseo. Cualquier cosa por la que sepas que tu perro correrá hacia ti de todos modos, ¡ponlo en el momento justo! "

Sean Howard, PMCT1, de Up With Pup en Toronto, usó el Principio de Premack para enseñar un recuerdo sólido a su perro, Mikka. El Principio de Premack dice que puede utilizar un comportamiento de valor más alto / más probable para reforzar un comportamiento de valor más bajo / menos probable.

Howard dice: “Mikka y yo jugamos al juego de la ardilla Premack todos los días de la semana. It was how we got recall in the first place he is a Karelian Bear Dog and like many of his breed, predisposed to chasing things to the end of the earth.

“The game is simple. He targets a squirrel (now, even when he is off-leash), his body itching to launch. I wait a few seconds, and then call him. If he turns and comes at me in a full out run, I drop the leash and scream (mainly to give the squirrel a safe head start) for him to go ‘Get it!’ He tears off in a mad dash and comes prancing back proudly after he trees the squirrel. If he doesn’t choose to come to me when called, I say ‘Too bad!’ and we turn and walk the other way.

Estie Dallett, PMCT2, of Civil Dogobedience, based in Washington, D.C., recommends Round Robin Recalls, or what she calls “Multi-Person Random Order Recall Circle.”

She plays it this way: “At least three people spread out at a distance suitable to the level of the dog’s response-ability, then take turns cuing “come” in a randomly changing order. Often it makes an impression on the dog if you start off by doing two or three ‘circuits’ of cues in order, going left or right around the circle, then switch into random order. The dog will initially anticipate the next person to go to, but then will learn to pay attention to the person who actually said ‘Come.’

“Distraction levels can be increased by having the non-cuing people do increasingly active or silly dances or talking, applauding, or whatever. It’s important that all the people have equally fabulous treats. If not, a beginner dog may just hang around the person with the yummiest food. Of course, if the dog goes to a person who did not call her, then that person must ignore/turn their back on the dog.”

You can also enhance the recall response by having the person who calls the dog turn and run away to increase the enthusiasm of the dog’s response.

Recalls With Class

Trainers are also finding ways to make recalls more fun in the classroom setting. My training center, Peaceable Paws LLC, in Fairplay, Maryland, offers a recall class that makes use of the entire 80-acre farm, giving owners an opportunity to generalize their dogs’ recalls to the outdoors, in the presence of distractions such as horses, deer, squirrels, groundhogs, turkeys, and more.

Jessica Miller, PMCT1, one of our Peaceable Paws trainers, likes to demonstrate the “Run Away Recall,” to show owners how silly they can be. She says, “When we give a big over-the-top performance, it seems that the class does better! It also helps everyone loosen up and give themselves permission to act silly. I like to give a prize for the person who gives the most exciting recall performance.”

Susie Daily, CPDT-KA, holds recall races in her classes. “I like doing recall races at the end of Manners 1, as long as all dogs are friendly and can tolerate it. Instructors/assistants run with the dogs on-leash to prevent any incidents.

“Two dogs are restrained by assistants at one end of the room. A finish line is marked at the other. Owners go across the finish line and wait to be told: ‘Ready, set, call your dog!’ Both call their dogs, and the one to get their dog across the finish line and into a sit first, wins. Then we race two more, until everyone has raced, then winners race each other. We do heats until we find the fastest recaller!”

Diana Foley, CPDT-KA, of Progressive Pet Training in Gaithersburg, Maryland, also holds friendly competitions in her classes, but instead of speed, she’s looking for the most enthusiastic recalls. “I like to have the dogs line up with their owners, and one at a time, the owners go across the room (I hold their dogs at the starting line) and call their dogs. We have a friendly competition for who can get their dog to come with the most enthusiasm. It helps the owners lighten up and be more silly and fun when calling their dogs, and the other owners observe and cheer them on. It makes for a fun environment where owners are having fun with their dogs rather than the stern and commanding “COME” that I’m sure we’ve all seen!”

My personal favorite is the “Hidden Treasure” recall. Leave your dog in the house and set up a “treasure area” by hiding high-value reinforcers in your fenced yard, or along a hiking path. Hide some of your dog’s favorite toys as well as extra-tasty treats. With the treats hidden, bring your dog out to the treasure-laced area, off-leash if she’s ready for that, or on a long line if necessary. Call her. When she gets to you, run with her to the nearest hiding place and reveal the treasure. The combination of the fun run, followed by the appearance and delivery of the treats, will make this an irresistible game for your dog. She’ll be amazed that you can make marvelous reinforcers appear out of thin air!

Get Creative

One of the many things I love about positive reinforcement training is that it encourages trainers and owners to get creative with their training. No longer is there one “right” way to teach behaviors there are as many ways as there are human brains to think them up.

The panoply of ideas described above for teaching your dog to come to you enthusiastically and fast when called demonstrates this – and these barely scratch the surface. We challenge you to come up with more fun ways to teach your dog to come when you call her. Meanwhile, remember to keep your recalls consistently fun and rewarding for your dog so that she’ll romp to you with enthusiasm, each and every time you call her.

Do dogs attack their owners ?

"The dogs may have been thwarted in doing something, got frustrated and turned around and attacked the owner," Polsky told Live Science. Ron Berman, a dog-bite expert and certified forensic consultant, agreed that this could be a scenario in which dogs attack their owner.

Do dogs get lonely ?

Dogs are incredibly social animals, so if they pull back from group activities it could be a sign of loneliness. According to research conducted by INSIDER, lonely dogs may lick or bite at their own fur more often, resulting in patches of lost fur.

Do dogs know when they are dying ?

This is the last and most heartbreaking of the main signs that a dog is dying. Some dogs will know their time is approaching and will look to their people for comfort.

Is it cruel to crate a dog while at work ?

While leaving dog in crate while at work is not recommended, if this must be tried, it shouldn't be more than 8 hours. If crating a puppy while at work is not an option, dog-proof the room you're keeping them in to ensure they can't injure themselves while you're away.


How to Train Your Dog to Make an Emergency Stop

Have you taught your dog how to stop dead in his tracks in the event of an emergency? What would you do if your dog was just about to run into a busy street? Maybe he has seen a deer or another dog and has started to chase after him. In all of these situations, your dog is at risk of serious injury or worse if you can't get him under control – and do so very quickly. The idea is for you to be able to make your dog stop and drop instantly, using a single verbal command or hand signal at any time, no matter what he is doing.


Dog Recall: Get Your Dog To Come Back – Every Time!

It’s the simplest thing in the world – at least on the face of it – but in practice it’s really quite hard to get your dog to come back to you every time regardless of the distractions around you. Here's some help from the dog training expert…

Some readers may have a rare dog that just wants to follow them around everywhere outside and who never strays far from your side but for everyone else, here are a few of my top tips for you when you’re training your dog recall.

  • Don’t worry, be happy! Recall should be a happy and exciting activity. Use a bright, clear voice and look happy! Personal ly, I never run particularly quickly towards people who are scowling at me. I’m funny like that – you may well be too – and dogs never seem to respond well to scowling or boring people either. Dogs are funny, eh?

  • Use really good food rewards if your dog likes treats.. and play with your dog happily when they get back to you. You’re trying to create real DESIRE to get back to you quickly. If your dog would do anything for a toy, then use that instead – but don’t throw it away too quickly.. Remember that coming back to YOU first is what gets Fido the reward. You’re trying to make the connection that coming back = FUN!

  • Move about to be seen! As odd as it may seem, puppies (and to some extent adult dogs) don’t always ‘lock on’ to us by sight when we’re a distance away unless we move. It varies between the breeds, but if you move about or wave your arms around when your dog looks up, you may well increase your chances of them making the connection that you are calling them back.

  • Run away!! Many of you will have heard that if you walk off out of the field, your dog may well panic and head off after you. That’s true enough and as a strategy for when it’s all gone wrong, it’s passable – but it’s not dog recall training. Here’s a variation on a theme: Once Fido has discovered that coming back to you is great, try running backwards a few steps so that he has to work a little harder to get to the fun (treat/toy/fuss). You’ll get a little more speed to your recall that way.

  • Train It Step by Step . Build up the level of distractions that are around when you’re training a dog to come back. If you were training someone to drive, you wouldn’t head straight out onto the dual carriageway, would you? In the same way you should build up the level of difficulty for your dog whenever he/she is learning something new – including recall. Make sense.

  • Use a Long Line . I use a 30ft lead (not a retractable) with my clients to make sure that we keep control of the dog at all times. Despite all your best efforts, sometimes the distractions will inevitable be more exciting than you are during training despite your best arm-waving, happy-sounding, backwards running efforts. I’ve developed a method for using a long line – and for teaching it – that ensures that you won’t get tangled up and send your dog lots of wrong signals, but it’s quite beyond the scope of this little article. Like most things, it’s easy enough if you know how. (I teach it in one to one dog training sessions)

  • Angry Doesn’t Work. If you feel yourself getting frustrated or angry, please do your best – hard though it is – to calm down. Even if your dog does come back, it won’t be willingly – which is the real key to dog recall. I once saw a lady get so utterly enraged with her dog – quite literally apoplectic – that she eventually fainted. (She wasn’t a Dogfather client I hasten to add!) Her poor dog wouldn’t come anywhere near her until she had fallen down and gone quiet. It’s an extreme example – but you get the point.

So there we are – a few pearls of wisdom on dog recall. Don’t expect too much too soon – and certainly not without some effort. Like most things in life, recall gets better with practice (assuming you’re doing the right things) and it’s unfair to expect your dog to come back every time ‘just because he should do what he says’ if you haven’t actually trained it. Recall training takes weeks of ‘little and often’ practice to make it reliable, but with the right help and a little perseverance, you’ll see a huge improvement.

For more free articles and tips exclusive to this website, click here!

I’m Graeme Hall MGoDT, an independent professional dog trainer and dog behaviour expert based in Northamptonshire, covering the UK. I'm a Master Dog Trainer with the Guild Of Dog Trainers . I can come to you wherever you are – and wherever there is a dog behaviour problem to fix or perhaps dog advice or dog help needed. Find out what I can do for you – Contact me today !


Teaching a Reliable Recall

Teach your dog a solid recall.

Lucy, come!” I call, as I walk across our front lawn toward the old barn to feed the ponies housed there. Our Corgi beelines across the driveway, low to the ground, ears flat against her head, as she speeds to join me. My heart warms. There is nothing more gratifying to a dog owner than a canine companion who comes flying as fast as her paws can carry her in response to the recall cue. The recall response seems to come naturally to some dogs. For others, it’s a hard-won behavior. The Miller pack has some of both.

A solid recall is a valuable behavior for dogs of all sorts, including dogs who compete in sports, do therapy or assistance work, or provide the valuable service of being someone’s beloved companion. The better the recall, the safer he is when off-leash, and the more he can enjoy off-leash freedom with his human. One good off-leash hike is worth at least 10 on-leash walks around the block!

I’ve been blessed throughout much of my life with dogs who have had naturally solid recalls. Maybe it’s due to my predilection for herding breeds, who seem to have a genetically programmed tendency to stick close to their humans. But then there was Josie, the best dog ever, a terrier-mix who never once entertained a “run away” notion during her 15 years as a beloved member of our family.

Still, I don’t think it’s a coincidence that on our farm, Lucy the Corgi and Missy the Australian Shepherd can be off-leash at will, while Dubhy the Scottie and Bonnie the Scottie-mix require closer monitoring. The two terriers have outstanding “situational recalls.” They will both come beautifully sometimes, in some places – not surprisingly, the places we’ve practiced the most – but not with the generalized reliability that Missy and Lucy demonstrate.

I used to teach “Come” the old-fashioned way, in which you put your dog on a sit-stay, walk to the end of the leash, turn, face him, call him, and jerk on the leash. I look back on those days and wonder that we were able to teach recalls that way at all! What a negative association those dogs must have had with the come cue: “Come means run to my owner fast so I don’t get hurt.” Not to mention that to a dog, the body language of a direct frontal position is assertive and intimidating, a position that threatens, “You may be risking bodily harm if you approach.” ¡Ay! Now I know why Marty, my tricolor obedience competition Collie, always trotted to me with his head down when I called him. He always came, but he wasn’t happy about it. “Workmanlike,” I think the judges called it then.

My Bull Terrier took it one step further. As long as Caper was within the 30-40 foot distance that we practiced for show-ring recalls, her “Come” response was faster than a speeding bullet. But if she was beyond range of my normal leash or long-line correction distance, my “Come!” cue caused her to run as fast, or faster – in the opposite direction.

Teaching happy recalls
We’ve raised the standard since those obedience days some 30-plus years ago. Nowadays we want recalls that are not just reliable, but that are happy and fast as well. We want dogs who come because they want to and love it, not because they have to.

The good news is it’s not as hard as you might think. It just takes a commitment to regular practice, keeping it fun and happy.

• Start by “charging” your “Come” cue. This will be a word that will always mean to your dog: “Absolutely wonderful stuff is about to happen and you better get over here fast or you’re going to miss out!” Say “Come!” in a loud, cheerful voice and feed your dog a very high-value treat – chicken, steak, whatever he thinks is totally wonderful. Repeat many times, until your dog’s eyes light up when he hears the cue. Remember, he doesn’t have to “come” for this part – he’s just hanging out with you, eating treats.

Note: If you’ve already taught your dog that “Come!” sometimes means “bad stuff” then you’ve “poisoned” your cue, and you need to pick a different word. See “The Poisoned Cue” on the next page.

• Now, with your dog walking by your side on leash, say “Come!” loudly, in a cheerful tone of voice, and run away fast. You and your dog are running together, in the same direction. Run 10-15 feet. Reward him with a treat when you stop, or even better, a toy – play a quick game of “Tug” or toss a ball for him to catch. If you keep your rewards high-value and unpredictable, your dog will find your recalls irresistible. “I wonder what exciting thing she’s going to do next!”

By the way, “fast” is relevant. If you have a Labrador Retriever, “fast” is probably “fast as you can.” If you have a Yorkshire Terrier, “fast” is considerably slower. “Fast” should only be as fast as your dog can comfortably run.

• After several days of practicing the previous steps, try this: Wait until your dog is a few feet away from you (still on leash). Say “Come!” (cheerful and loud!) and run away fast. Run 10-15 feet and reward her at the end. Exciting and unpredictable! If your dog stays very close to you, drop a few yummy treats on the ground, walk to the end of the leash, wait until she’s eating the last one, then say “Come!” and run away. Practice this step for a week or more.

• When your dog consistently runs to you and with you when you say “Come!” and run, start a little off-leash work in a safely enclosed, low-distraction area, such as a hallway in your house, or large den. When he’s not right next to you and not deeply engrossed in some highly rewarding activity (such as gnawing on a bone), say “Come” (loud and cheerful) and run away. Remember to reinforce with an exciting, unpredictable toy or several treats when he comes.

• Avoid calling your dog when he’s not likely to come! At best, you’ll teach him “learned irrelevance” – that your recall cue is meaningless. At worst, you’ll get angrier and more insistent with your recall cue and poison it. Then you’ll have to pick a new cue and start over again. Make sure you have his attention before you call him. Say his name first and wait for him to look at you. If you call him and he doesn’t come, do something else: make a kissy noise or squeak a squeaky toy, and make sure you have his undivided attention before you call him again.

• You can practice longer distance recalls outside with your dog on a long line – a leash that is 20 to 50 feet long (not a retractable leash!). The long line keeps him safe and prevents him from leaving, but do not use it to pull him to you. Remember to turn and run away fast – at least at first. If he’s now flying to you happily every time, you can face him to greet him and reward him when he gets to you.

• When he reliably comes to you on the long-line in a safely enclosed location, start working on off-leash recalls – still in your safely enclosed location. Repeat the two previous steps. Take care not to call him if he’s involved in some highly rewarding activity such as eating deer poop in the garden. Always call him in a loud, cheerful tone, and use a high-value (and unpredictable) reward when he comes.

• When your dog will run happily to you even when you take only one or two running steps, you can add an automatic sit. This parks him when he gets to you.

If you’ve already done a good job of installing a “default sit” by reinforcing “sit” so much that he offers it easily and automatically, this part is easy. As he runs toward you, turn to face him, and when he gets to you pull your shoulders back, lift your chest and, if necessary, raise your hands to your chest. This body language will often elicit a sit. If he sits, reward him. If he doesn’t sit, reward him anyway for coming, and then ask for a sit.

• When your dog’s recall-sits happen easily and automatically, occasionally reach for his collar, gently, under the chin. Give him a yummy treat, and then toss a ball or toy for him to chase. This teaches him to happily accept you reaching for him after a recall for those occasions when you need to restrain him. We’ve all seen those dogs who dance just out of reach when their owners are trying to capture them. Don’t let that be your dog!

• Now you can add Round Robin Recalls with other family members and friends. Supply each player with a stock of toys and yummy treats. Take turns calling your dog and running away fast, with each person rewarding him each time they call him, with a high value (unpredictable and exciting) treat or fun game with a toy.

• As long as your friends and family are around to help with your training, ask them to create distractions while you call your dog. Small ones at first – standing between you and your dog walking across his recall path talking to him as he runs by – and then bigger ones: sitting on the ground between you and your dog holding treats in their hands (but not letting him have them) holding a toy, eventually tossing it in the air and catching it as you call your dog – and finally, huge ones: running across his recall path throwing a ball on the ground as he runs past or walking across the yard with another dog on-leash.

What should you do if your dog fails to resist the temptation to investigate one of the distractions? First, try to stop him from engaging with the distraction (the other dog, a ball, another person with treats), put your dog back on-leash, and make a note to yourself: your dog is not yet ready for that level of distraction off-leash!

With your dog back on-leash, go back to work, but with a less-challenging distraction. Ask your distraction volunteers to stand farther away, or to be much less exuberant in their efforts to distract your dog. Also, increase the value of your reinforcer. Bring out the very top-level treats you possess, or the toy that your dog loves so much that it will overcome almost any distraction.

Your goals, as always, are to prevent the dog from being reinforced for behaviors you don’t want (failing to come to you) and to reinforce the behavior you do want (coming when called) with rewards that are very meaningful to your dog (not just kibble).

• If you and your dog have been successful at the previous steps, you can start working on generalizing your dog’s recalls in new locations. Each time you go to a new place, practice recalls on the long line until you’re sure he’s really reliable, even in the presence of big distractions. When you’re confident he’ll come every time you call, and as long as it’s legal and safe, you’re ready for long off-leash hikes in the hills – the best adventure and exercise any dog could ask for.

¡Puede que se sorprenda!
Sometimes our dogs are better than we think they are. While Dubhy’s and Bonnie’s recalls aren’t as solid as Lucy’s and Missy’s, I am sometimes reminded that they’re pretty decent after all. When we hike on the farm, I do let Bonnie off-leash. She bolts off after a flock of crows and I watch her disappear into a hayfield. Since our house in the middle of 80 acres surrounded by neighbors’ woods, I’m not too concerned that I can’t stop her in her tracks and that she ranges a little farther than I’m truly comfortable with. I give her several minutes of running time, then call her. Sure enough, her happy panting face soon peeks out from the tall grass, and we hike on.

Dubhy the Scottie stays on his long-line for our hikes and we practice safe recalls a lot. I know from experience that his recall is great unless he’s halfway down a groundhog hole where he might choose to stay for quite some time.

However, his recall worked like a charm this past July when he discovered a gate he could pry open in the backyard and he escaped into the darkness. When I called the dogs in from their final evening potty-break, Dubhy was nowhere to be found. I grabbed a flashlight and headed out to hunt for him in the woods, knowing how futile it would be to look for a small black dog in the dark, especially if he was down a groundhog hole. I anticipated sitting up all night, going out every 15 minutes to call him, hoping he’d stay out of trouble.

To my surprise and delight, I hadn’t even gotten to the woods when I heard doggie paws rustling through the horse pasture. It was Dubhy, speeding happily back to me in response to his “Come!” cue. Our long-line practice recalls on all our hikes paid off. I’m half-tempted to let him off-leash on our next farm-hike!

Thanks to Sandi Thompson, CPDT, owner of BravoPup! of Berkeley, California, for demonstrating these techniques. See “Resources,” page 24, for contact information.

Pat Miller, CPDT, is Whole Dog Journal’s Training Editor. Miller lives in Hagerstown, Maryland, site of her Peaceable Paws training center. Pat is also author of The Power of Positive Dog Training Positive Perspectives: Love Your Dog, Train Your Dog Positive Perspectives II: Know Your Dog, Train Your Dog and the brand-new Play with Your Dog. See “Resources,” page 24, for more information.


Ver el vídeo: Entrenamiento Para Perros de Asistencia (Julio 2021).